DIOS HABLA HOY

2 mensajes
  • Acérquese más
    ¿Es posible oír la voz de Dios con claridad? El autor John Eldredge piensa que sí, y no sólo en ocasiones especiales.
    por Erin Gieschen
    "Dios me dijo que…" Algunas personas usan esta afirmación con la misma frecuencia, que dicen: "muchas gracias"—mientras que otras no pensarían jamás en afirmar algo tan atrevido.
    En un extremo está el peligro de ver a Dios como una especie de horóscopo divino o de servicio de consejería... Ver más para recibir dirección divina con sólo apretar un botón (¡y descubrir así nuestro emocionante futuro!). En el extremo opuesto, corremos el riesgo de sacar a Dios de nuestra vida diaria. Pensamos: Puesto que Dios ya nos dio la Biblia, esperar que el Todopoderoso nos hable personalmente, es ya demasiado.
    ¿Cómo podemos, entonces, tener una perspectiva equilibrada en cuanto a este delicado tema? El autor y consejero John Eldredge pasó un año estudiando el asunto, y escribió sobre lo que descubrió. Ministerios En Contacto se reunió con él hace poco para hablar de lo que aprendió en cuanto a oír la voz de Dios.
    MEC: Muchas personas piensan que la única manera confiable de oír la voz de Dios, es a través de la Biblia. Dudan de las afirmaciones de quienes dicen que oyen a Dios directamente.
    John Eldredge: Permítame comenzar diciendo lo siguiente. Por supuesto que Dios nos habla por medio de la Biblia; debemos verificar con ella todo lo que nos ocurre. Sin embargo, esta preocupación por lo general tiene que ver en parte con la pregunta de ciertas personas: ¿Está usted menospreciando mi relación con Dios? Porque yo no he experimentado eso que usted está diciendo. No es mi intención menospreciar la fe de nadie, ni tampoco el papel de la Biblia en nuestra vida. Simplemente quiero decir que hay una invitación a más.
    La ironía de la objeción teológica es que la Biblia misma dice lo contrario; ella nos invita a tener comunicación con Dios. Por tanto, esta idea de que Él sólo nos habla a través de las Escrituras no es bíblica.
    MEC: ¿Qué pasajes le vienen a la mente?
    JE: Fijémonos en todos los relatos del Antiguo Testamento en los que Dios le habla a su pueblo. ¿Qué vamos a hacer con ellos? Si decimos: "Bueno, ésas son excepciones", entonces estamos diciendo que lo que leímos no se aplica a nosotros. Pero, ¿por qué nos daría Dios todo un libro de relatos en los que Él habla a su pueblo, para decirnos después: "Pero eso no es para ustedes"?
    Luego, en Juan 10, Jesús dice reiteradamente que sus "ovejas" oyen su voz y le siguen, porque conocen su voz (vv. 3,4,16,27). Hebreos 4.7 cita del salmo 95.7,8 para la iglesia primitiva: "Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestro corazón". En Apocalipsis 3.20, Jesús dice: "He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él". Lo interesante es que este no es un pasaje para evangelizar, ya que fue escrito a la "tibia" iglesia en Laodicea. Juan estaba escribiendo el mensaje de Jesús al creyente. "Escucha mi voz; yo quiero acercarme más a tu vida".
    Si yo pudiera resumir toda la Biblia en dos palabras, éstas serían: Acérquese más. Dios desea tener una comunión intima con usted, y la intimidad demanda comunicación.
    MEC: ¿Qué del otro extremo del espectro, como es el caso de: Dios me dijo que me casara con este hombre que acabo de conocer, o Dios me dijo que cambiara de trabajo? ¿Cómo discernir entre la voz de Dios y nuestros pensamientos internos?
    JE: Todos conocemos historias de personas que hicieron alguna locura, porque pensaron que Dios se los había pedido. También, hay sectas que utilizan la Biblia para respaldar acciones disparatadas. Pero la Escritura nos exhorta a buscar sabiduría para sopesar lo que creemos que es dirección divina. Santiago 1.5 nos dice que pidamos sabiduría cuando la necesitemos, creyendo que Dios nos la dará abundantemente. Me encanta la oración de Pablo por la iglesia en Éfeso, en la que pide: "Que el Padre de gloria os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él" (1.17).
    Oímos mejor a Dios a medida que maduramos, pero el equilibro viene a menudo a través de otras personas o de las circunstancias. Se necesita una confirmación especial cuando la orientación que uno cree estar oyendo es desmedida, como: Cásate con Eduardo mañana, o vende tu casa y múdate a Afganistán.
    MEC: Muchos cristianos han tratado de lanzarse por fe a hacer algo después de pensar que Dios se los ha pedido, saliendo "quemados" como resultado. ¿Cómo se recupera una persona de algo así?
    JE: En primer lugar, es necesario preguntarse qué falsos acuerdos hizo la persona en ese momento que la llevaron a sacar conclusiones acerca de su relación con Dios que eran contrarias a las Escrituras. La Biblia nos asegura que Dios nos ama y que nunca nos abandonará. Algunas veces no parece ser así, y por eso nuestras experiencias personales pueden llevarnos a conclusiones terribles acerca de Dios o de nosotros mismos.
    Lo que sucede muchas veces es que estamos de acuerdo con la acusación ver menos

    Por Rosendo - Enero 16 2009
  • Rosendo escribió - Febrero 08 2009

    CÓMO ESCUCHAR DE DIOS

    Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad. (Juan 16:13).

    La dirección divina es la voluntad de Dios para sus hijos. Tenemos que creer que Dios desea hablarnos y que podemos escucharlo. Uno de los ministerios del Espíritu Santo en nuestra vida es el de guiarnos, dirigiéndonos a la voluntad de Dios en cada situación.
    No creo que nadie sepa inmediatamente cómo ser guiado por el Espíritu.... Ver más Tenemos que aprender esto, y requiere enseñanza, estudio, entrenamiento, ejercicio, y unos cuantos errores.
    Cometer un error no es el fin del mundo, pero no aprender de ellos, es un error mayor. Ten un espíritu pionero y la disposición a aprender. Aquí hay algunas sugerencias:

    1. Ten un tiempo regular de oración y comunión con Dios.
    2. Ten cuidado con lo que escuches. Crea un ambiente propicio para escuchar a Dios.
    3. Desea la voluntad de Dios más que la tuya.
    4. Reconoce que Dios te guía paso a paso. Con frecuecia, al principio no muestra el plan completo.
    5. Sé una persona agradecida.
    6. Que te guíe la paz y la sabiduría.

    El Espíritu Santo desea guiarte al buen plan para tu vida. Él te hablará y lo puedes escuchar.
    Haz esto:
    La paz es el árbitro que decide lo que es bueno y lo que es malo. No hagas nada sin sentirla. Que la paz sea tu guía. ver menos

Directorio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z